Deducción en el IRPF por el cuidado de familiares mayores de 65 años o con discapacidad en Madrid

Los madrileños podrán deducirse 500 euros por el cuidado de familiares mayores de 65 años o con discapacidad

Los madrileños que tengan a su cargo a familiares mayores de 65 años o con algún tipo de discapacidad se beneficiarán del nuevo paquete de deducciones fiscales de la Comunidad de Madrid. De esta forma se establece una deducción en el IRPF por el cuidado de ascendientes, destinada a fomentar la convivencia y atención a las personas mayores vinculadas por parentesco. En concreto, se establece una deducción de 500 euros por cada ascendiente mayor de 65 años o con algún tipo de discapacidad y que conviva con el contribuyente. De esta nueva deducción se beneficiarán un total de 15.000 familias con mayores a su cargo. Además, complementa la deducción ya vigente de hasta 1.500 euros por acogimiento de mayores de 65 años que no tuvieran vinculación de parentesco o que tengan algún tipo de discapacidad igual o superior al 33%.

La entrada en vigor de estas deducciones será el 1 de enero de 2020 y los madrileños lo percibirán en la declaración de la renta del siguiente ejercicio (2021) y podrán deducirse hasta 500 euros en la renta aquellos contribuyentes que tengan ascendientes mayores de 65 años o con discapacidad a su cuidado. Esta medida perfecciona y complementa la deducción ya vigente para quienes conviven con personas mayores con quienes no hubiera tal relación. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso amplia las deducciones destinadas a favorecer la conciliación y apoyar a las familias, tanto la cuantía de la deducción por cuidados en el hogar como los supuestos para aplicarse la deducción. Así, las familias madrileñas podrán deducirse el 25% de las cotizaciones a la Seguridad Social por la contratación de cuidadores de hijos menores de tres años y, como novedad, también para el cuidado de personas mayores en situación de dependencia y personas con algún tipo de discapacidad reconocida, con un límite de 450 euros anuales. En el caso de familias numerosas, la deducción se ampliará al 40% con el límite de 600 euros.